inicio

FOTOGRAFIA

¿Por qué limitarte a ser un usuario más?
Certifica tu conocimiento en el manejo de PC.Actualizarte en el uso de las Tic's


FOTOGRAFIA


Objetivos, lentes y filtros fotográficos




Un objetivo es un tubo que dirige el haz de la luz hacia la cámara fotográfica. Contiene lentes, que pueden ser de cristal o de plástico y puede ser un objetivo fijo o intercambiable.

 

 Cada objetivo tiene una distancia focal y sus características propias.

 

 Para poder elegir el objetivo y los filtros fotográficos, es necesario ver la diferencia entre una cámara fotográfica y la visión humana.

 

 La visión percibida por el ojo es dinámica, nuestro cerebro analiza lo que el ojo ve en todas sus partes, luego se valora el espacio donde se encuentra el objeto y enfoca los diferentes puntos de interés.

 

 La imagen de un objetivo es estática, por eso el ángulo de la toma es limitada.

 

Las lentes del objetivo

 

Cuando se realiza una fotografía, la luz entra en la cámara en un breve instante, pasando primero por el objetivo. El objetivo se encuentra compuesto por lentes situadas una tras otra y en un orden bien definido.

 

 Un objetivo puede ser muy sencillo y contener sólo una lente. O puede ser más complejo y tener un gran número de lentes en diversos grupos.

 

 Las cámaras réflex utilizan objetivos muy voluminosos y muy pesados. En las cámaras digitales, las lentes y el objetivo son más pequeños.

 

 Las lentes del objetivo, están destinadas a transmitir la imagen real de un objeto al plano focal. El sistema óptico de las lentes se encuentran en una posición, forma y dimensión determinadas.

 

 Los objetivos fotográficos pueden cubrir ángulos de campo que van desde los 5º a los 180 º.

 

 Los objetivos se clasifican en función del su ángulo de campo:

 

* Normales, con ángulo de 45 º.

* Teleobjetivos, con un ángulo inferior a los 45º.

* Gran angulares, con un ángulo superior a los 45º

 

La luminosidad

Las características de un objetivo se diferencian por dos parámetros: La luminosidad y la distancia focal.

 

La luminosidad: (abertura del diafragma)

 

 Es la cantidad de luz que puede llegar a entrar a través de la lente frontal de un objetivo. Con mucha luminosidad en un objetivo, se pueden realizar buenas imágenes aunque haya poca luz. La exposición también depende de la cantidad de luz que pasa a través de las lentes de nuestro objetivo durante un tiempo determinado.

 

 La abertura es el diámetro del diafragma situado en el interior del objetivo. Cuanto mayor sea, más cantidad de luz llegará a la superfície de la película, en un tiempo determinado.

 

 Por tanto la Luminosidad de un objetivo ó número f, es el cociente entre su distancia focal y el diámetro de su abertura.

 

 El tamaño de la abertura viene indicado por una serie de números (f) marcados en el anillo del objetivo, denominados diafragmas o puntos de diafragma

La abertura del diafragma

 

Existe una escala universal de aberturas, que se basa en unas unidades denominadas "pasos" o "números f/" (debe utilizarse la f minúscula). Los valores de la escala son los siguientes:

 

 f/1, f/1.4, f/2, f/2.8, f/4, f/5.6, f/8, f/11, f/16, f/22, f/32, f/45 y f/64. Los números crecen a medida que la abertura se hace menor, por tanto f/5.6 es más pequeña que f/4 pero más grande que f/8.

 

 Cada paso dobla o reduce a la mitad la cantidad de luz que entra por el objetivo.

 

 Por ejemplo con una abertura de f/16 la película recibe el doble de luz que con una de f/22 pero la mitad que con f/11.

 

 Un número (f) más bajo, indica una abertura mayor, y un número (f) más alto, indica una abertura menor.

La distancia focal

 

 Distancia Focal: Es la distancia en milímetros entre el centro óptico y la superficie de la película o sensor de la imagen, cuando ésta se encuentra proyectada.

 

 

 Los objetivos de distancia focal larga, acercan el objeto por su ángulo de campo más estrecho.

 

 

La profundidad del campo

 

En la profundidad del campo intervienen tres factores: La abertura del diafragma, la distancia del motivo y la distancia focal del objetivo.

 

Profundidad del campo: La profundidad de campo es el rango de distancia en el cual los objetos en una foto se ven nítidos.

 

 La profundidad del campo, siempre aumenta cerrando el diafragma. Según algunos manuales de fotografía, se precisa que, con una abertura media del diafragma (normalmente de 8 y 11 en las cámaras analógicas), se obtienen las fotos más nítidas. Esto no quiere decir que esta regla pueda aplicarse a los objetivos más pequeños de las cámaras digitales.

 

 Otra regla teniendo en cuenta la profundidad del campo, antes de realizar una fotografía, deberá centrarse donde se indica la zona de nitidez del sujeto.

 

 La profundidad de campo varía con el tamaño de la abertura del lente, la distancia entre la cámara y el sujeto y la distancia focal del lente. La profundidad de campo es mayor a medida que:

 

 1- El tamaño de la abertura del lente decrece.

2- La distancia al sujeto aumenta.

3- La distancia focal del lente decrece.

 

 En algunas tomas necesitaremos la máxima profundidad de campo posible.

El diagragma

 

 

El diafragma: Está compuesto por unas pequeñas laminillas metálicas, imbricadas entre sí en el interior del objetivo. Estas, forman un orificio regular que determina el diámetro del haz luminoso y por tanto la intensidad de luz que tendrá el plano focal.

 

 El diafragma, es el que controla la cantidad de luz que atraviesa el objetivo y tambíen determina la extensión de la profundidad del campo.

 

 Algunas combinaciones de abertura y velocidad dan lugar a una exposición equivalente: en muchas ocasiones la imagen o película se encontrará expuesta a la misma cantidad de luz. Un diafragma muy abierto y una velocidad de obturación elevada nos darán una profundidad de campo escasa y una abertura más pequeña y una velocidad de obturación más lenta nos darán un profundidad de campo mayor.

La velocidad de obturación

 

 

La velocidad de obturación: Cuando pulsamos el disparador de la cámara, en realidad lo que hacemos es accionar el obturador. Como ya hemos visto, el obturador suele ser unas cortinillas situadas delante del negativo, las cuales, al abrirse, dejan pasar la luz que impresionará la película.

 Cuando el tiempo de obturación aumenta o disminuye, el tiempo de exposición de la película de imagen aumenta o disminuye de forma similar al ajuste del diafragma, que deja penetrar dos veces más o menos luz con cada graduación.

 

 Para captar con nitidez motivos en movimiento hay que recurrir a una velocidad alta de obturación, que dependerá de factores como la velocidad del objeto y la distancia a la que nos encontremos...

 

 Si el motivo viene hacia nosotros o se aleja, necesitaremos una velocidad más lenta que se cruza el encuadre. Debemos situarnos de forma que todos estos factores nos favorezcan. Sin embargo el factor que más nos condicionará a la hora de escoger la velocidad de obturación será la luz. En condiciones de luz escasa podemos aprovechar las pausas naturales de los objetos en acción.

 

 

 

 

 

 

 

 

Clases de objetivos

 

En función de su ángulo visual, los objetivos se clasifican en diversas categorías. En las próximas páginas se revisan los tipos más significativos.

Objetivos Normales

 

Consideramos objetivos normales los que van desde los 35mm y de los 50 a 55 milímetros. Todos ellos alcanzan un ángulo de visión de unos 45º.

 

 Se caracterizan por la poca distorsión y la naturalidad que ofrece en la perspectiva, excepto en la toma fotográfica realizada desde muy cerca. Estos objetivos a su vez son muy luminosos. La imagen una vez se encuentra impresa en la película, se acerca mucho a la real.

 

 Normalmente, estos objetivos son los que llevan incorporados nuestras cámaras tradicionales reales. Son muy aconsejables para captar aquellos momentos maravillosos y tradicionales que vivimos día a día.

Fotografía con un objetivo normal

 

Objetivo gran angular

 

Los objetivo gran angular son ideales para fotografiar un área muy extensa de un paisaje o cualquier plano de grandes extensiones que se encuentre delante del objetivo.

 El ángulo de visión que alcanza este objetivo es superior al de los 45º .Ofrecen una mayor profundidad del campo.

 

 Esta clase de objetivos, en ocasiones, pueden crear una ilusión óptica llegando a distorsionar el tamaño real y verdadero de los objetos, haciendo ver que estos se encuentran mucho más lejos de lo que están.

Fotografía con un objetivo gran angular

 

En la visualización o toma a traves de este objetivo los objetos más cercanos se aprecian exageradamente grandes, mientras que los más distantes parecen trasladados o empujados hacia atrás y más pequeños de como son realmente.

 

 

Teleobjetivos

 

Esta clase de objetivos alcanzan una distancia focal superior a los 60 milímetros, por este motivo reciben el nombre de teleobjetivos. Pueden ser de hasta 2000 milímetros. Se utilizan para acercar un motivo, por muy lejano que se encuentre.

 Tienen un mayor alcance, podemos acercarnos al motivo para el encuadre. Su ángulo de visión es más estrecho, solo podemos encuadrar una pequeña parte de la toma real que estamos viendo, el teleobjetivo elimina los demás elementos sobrantes que se encuentran alrededor del centro de interés. Su profundidad del campo es muy reducida.

 

 El teleobjetivo nos da la impresión de que los elementos se encuentran más cerca unos de los otros de lo que percibimos con los ojos.

Fotografía con un teleobjetivo

 

Los teleobjetivos son muy adecuados para realizar fotografías de deportes, competiciones y otras actividades al aire libre.

 

Los objetivos zoom

 

Los objetivos zoom se distinguen de los demás porque tienen diversas distancias focales y son imprescindibles para captar la ligereza y rapidez.

 

 Esta clase de objetivos es uno de los más utilizados para los profesionales fuera del estudio.

 Los objetivos zoom, se enumeran como: Teleobjetivos zoom, grandes angulares zomm o macros zomm.

 

 Suelen ser más grandes y pesados, pero a su vez pueden llegar a sustituir a varios de los objetivos de distancia focal fija. La mayoría de estos zomms, en este caso los compactos, carecen de luminosidad, su abertura comprende del f/4.5 al f/5.6. Los objetivos fijos son más luminosos ya que alcanzan una abertura de hasta f/2.

Fotografía con un objetivo zoom

 

El precio de estos modelos es superior al de los zooms normales.

 

Objetivo ojo de pez

 

El objetivo Ojo de pez es el que capta todo lo que tiene por delante. Algunos de estos objetivos distorsionan la perspectiva de las líneas de una imagen, haciendo que se curven hacia fuera.

 Los de 35 mm tienen una focal 6 y 16 mm. Algunos de estos objetivos proporcionan una imagen rectangular que cubre el negativo, mientras que otros sólo proyectan un círculo central en el centro de la película, realizando una cobertura completa de 180º sobre una imagen.

 

Fotografía con un objetivo ojo de pez

 

 

Objetivo macro

 

Se llama macro a la capacidad que tiene un objetivo para enfocar a una distancia muy corta. Estos zooms, se caracterizan porque enfocan a distancias suficientemente cortas, reproduciendo los elementos o imágenes enfocados a un tercio o cuarto de su tamaño real.

 

 Cualquier objetivo macro debe de estar preparado para realizar un enfoque sobre un objeto al 50% de su tamaño real con una ampliación del factor 0,5, como mínimo.

 

 La distancia focal de los objetivos macro se encuentra entre los 50 a 200 mm.

 

 Son ideales para realizar fotografías de cerca a flores, insectos, etc.

Fotografía con un objetivo macro

 

Fotografía cedida por Paco Alarcón

 

Filtros fotográficos

 

En las cámaras de fotos se utilizan loss filtros fotográficos para equilibrar situaciones cromáticas. Los filtros retienen el espectro luminoso y permiten el paso sólo de la luz de su mismo color. La absorción de la luz, en relación a la densidad del filtro se compensa con el aumento de la exposición.

 

 Los filtros son cristales con los que conseguimos diferentes efectos finales sobre la fotografía. Van montados en la parte frontal del objetivo por medio de una rosca llamada "rosca portalibros" y, en algunas cámaras, con un enganche del tipo bayoneta. También existe un sistema que utiliza un marco universal que se acopla por medio de una rosca al objetivo. Este es el sistema de Cokin.

 

 Hay filtros que modifican los colores, la luz, el enfoque de la fotografía, el contraste, o incluyen efectos especiales sobre la fotografía.

Elegir un filtro fotográfico

 

Clases de filtros fotográficos

 

 * De contraste para Blanco y Negro

 * De corrección color

* Polarizador

 * De efectos especiales

* Lentes de acercamiento.

 

 

 Los colores complementarios se encuentran en posiciones opuestas en el círculo cromático. Si utilizamos los filtros de contraste y corrección, ayudan con la precisión de color que requiere un fotógrafo profesional.

 

 Si utilizamos filtros de efectos especiales en forma moderada, aumentan las posibilidades de control sobre la imagen y permiten obtener fotos imposibles de lograr de otra forma.

 

Filtros para blanco y negro

 

Los filtros para blanco y negro corrigen y modifican los tonos que caracterizan a la fotografía monocromática en blanco y negro. Cada filtro absorbe o deja pasar una gama de colores, con lo que se consigue modificar la luminosidad que recibe la cámara.

 

 Podemos destacar los siguientes filtros para fotos en blanco y negro: filtro amarillo, naranja, royo y verde.

 

Filtro amarillo: Los filtros amarillos absorben tanto la luz azul como la ultravioleta, con lo cual los cielos de las fotos en blanco y negro aparecen más oscuros, atenúa las pecas y aclara la piel en los retratos. Este filtro es recomendable para paisajes o fotografías a grandes distancias ya que también aclara la neblina.

 

Filtro naranja: Este filtro elimina la luz azul y la ultravioleta. Se consigue un alto nivel de contraste entre el cielo y los demás elementos que componen la imagen. Se utiliza para oscurecer el follaje y las partes verdes de las flores. Atraviesa la neblina y hace más nítidas las fotografías.

 

 Filtro rojo: Aclara los objetos de colores rojos y oscurece los que tienen colores complementarios. Proporciona un fuerte contraste con las flores de tonos más claros en especial las rojas.

 

 Atraviesa también las capas ligeras de la niebla consiguiendo así una fotografía más nítida. También aplana la imagen y disminuye la perspectiva.

 

 Filtro verde: Los filtros verdes, eliminan el rojo y el azul y dejan pasar el verde y el amarillo. Diferencian las diversas tonalidades del verde. Es adecuado en verano para equilibrar las transiciones tonales entre prados, árboles y hojas. Se utiliza para retratos porque equilibra la tonalidad rojiza de los focos para la fotografía y da a la piel tonalidades más naturales.

 

Filtros de conversión

 

Hay filtros de conversión tanto para fotografías en color como en blanco y negro.

 

 Los filtros de conversión: más utilizados son los de color azul, que corrigen la dominante amarilla y eliminan el rojo, moderando así la coloración.

 

 El otro más utlizado es el filtro de conversión naranja, que se usa en las películas con luz artificial, cuando se utiliza flash.

 

 El nivel de ambos filtros varía de 1 a 2 diafragmas.

Fotografía realizada con un filtro de conversión

 

Filtro ámbar

 

El filtro ámbar elimina los azules, es decir, corrige la coloración azulada que en ocasiones afecta a la luz de día.

Filtro polarizador

 

El filtro polarizador es ideal para eliminar los reflejos que forman sobre la superficies brillantes.

 

 Resulta un filtro adecuado para la realización y corrección de las siguientes tomas fotográficas:

 

 * Para realizar un retrato a una persona que lleva gafas.

* Fotografiar escaparates.

* Fotografiar la superficie del agua

* Para oscurecer el cielo en las fotografías de color sin afectar el equilibrio cromático.

 

Filtro ultravioleta

 

Aunque imperceptible a simple vista, la luz ultravioleta puede reducir el contraste y el detalle. La intensidad de las radiaciones ultravioletas es mayor en verano porque en esta estación los rayos del sol golpean la tierra verticalmente intensificando el espectro solar.

 

 Hay dos tipos de filtros:

* Unos totalmente incoloros

* Otros con una ligera absorción del azul violeta.

 

 Se pueden usar cualquiera de los dos tipos, para blanco y negro, mientras que para el color son aconsejables los incoloros.

Filtro neutro

 

 

Los filtros neutros no realizan ninguna absorción selectiva de colores. No ejercen ningún efecto sobre el equilibrio cromático, sinó que reducen la cantidad de luz que entra en la cámara.

 

 Se utilizan para controlar la profundidad de campo, porque permite una abertura mayor sin cambiar la velocidad de obturación.

 

 Además evitan la sobre exposición cuando las condiciones de iluminación son excesivamente intensas y exceden a la gama de combinaciones de abertura/velocidad.

 

Filtro degradado

 

Los filtros degradados son filtros coloreados solamente por la mitad de su superficie, mientras que la otra mitad es incolora.

 Pemiten realizar efectos muy creativos en combinación con otros filtros.

Filtro multiprisma

 

Las lentes prismáticas, o filtros multiprisma, multiplican la imagen en relación con el número de facetas o matices que la componen.

 

Filtro estrellado

 

 

El filtro estrellado convierte los puntos de luz intensa en puntos brillantes estrellados, creando efectos atractivos en panorámicas nocturnas.

Filtro difusor

 

 

El filtro difusor se utiliza sobre todo para difuminar la imagen, porque anula los efectos de la elevada nitidez de los objetivos. En fotografías de retratos y desnudos elimina los efectos de la piel y proporciona a las fotografías una atmósfera muy romántica.

 

Filtro split-field

 

El filtro split-field es mitad lente de aproximación y mitad sin vidrio. Se utiliza para hacer una foto de un objeto enfocado a unos 20 cm o menos y la parte superior sin nada.

 

 Gracias al filtro split-field podemos obtener una perfecta profundidad de campo.

Lente de aproximación

 

La reproducción de objetos muy pequeños suele representar un problema para los objetivos normales, ya que, normalmente, éstos están diseñados para actuar de forma óptima en ajustes al infinito. Los objetivos normales para cámaras de 35mm sólo enfocan a partir de 40cm. Esto es suficiente para objetos del tamaño de una postal. Aproximaciones mayores pueden obtenerse usando objetivos macro o con anillos intermedios. Ninguna de ambas soluciones es económica, y ambas reducen la apertura efectiva, requieren exposiciones de más duración.

 

 En comparación, las lentes de aproximación son económicas, no aumentan el tiempo de exposición y, como los filtros, son pequeños y de poco peso. Operan como un objetivo macro delante del objetivo normal, reduciendo la distancia focal sin variar su extensión, y aumentando la escala de reproducción disponible. De esta manera es fácil fotografiar pequeños fascinantes objetos como flores, insectos, monedas o sellos.

 

 Podemos encontrar lentes de aproximación a partir de ocho aumentos diferentes, desde +1.0 a +10 dioptrías. Pueden usarse hasta 2 lentes en combinación, sumándose en este caso la potencia. Con lente de aproximación NL4

 

 




Regresar al inicio



© 2011 JCFT Inc. Todos los derechos reservados.

  • FOTOGRAFÍA ANALOGÍCA Y DIGITAL
  • TIPOS DE CAMARAS FOTOGRAFICAS
  • CAMARAS DIGITALES
  • OBJETIVOS
  • LUZ Y COLOR
  • COMPOCICION DE UNA FOTOGRAFIA
  • FOTOGRAFIAR
  • CURSO DE FOTOGRAFIA TRIPODE